Seguridad en la inversión

Invertir en plantaciones en una finca no solo permite obtener una inversión rentable, sino que a diferencia del resto de productos financieros además ofrece una seguridad en la inversión. Su rentabilidad se mantiene constante, y en caso de necesidad, la tierra mantiene siempre su precio siempre y se podría alterar el cultivo.

Rápida capitalización y una excelente rentabilidad

A partir del segundo año desde la plantación, se puede cosechar con el sistema superintensivo, cubriendo costes. En el tercer año el cultivo entra en producción estable, pudiendo llegar dependiendo de la tierra y clima a un producción de entre 1500 kg y 2000 kg de aceite/ha. Entre el año 6 y 7 se recupera la inversión de la plantación.

Pocos productores

El cultivo de olivar es propio de climas mediterráneos caracterizados por inviernos suaves y veranos largos, cálidos y secos.

El olivar en el mundo:


En el mundo las zonas en las que el cultivo del olivo es viable y productiva son limitadas. En casi todas estas zonas el cultivo del Olivo se ha hecho de forma tradicional produciendo una cantidad de aceite muy por debajo de la demanda mundial.

Demanda mundial creciente

El consumo del aceite de oliva a nivel mundial es muy bajo respecto al del resto de aceites vegetales, solo el 2% del aceite consumido a nivel mundial es de oliva, frente al 35% de palma, 27% de soja, 15% de coltza ó 9% de Girasol.

Producción aceites vegetales en el mundo:

El aceite de oliva virgen extra tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo y los consumidores están comenzando a conocerlo y a apreciarlo. Esto unido al crecimiento del aceite de girasol, de mucha peor calidad y al demostrar la OMS que el aceite de palma, el más consumido a nivel mundial, tiene propiedades perjudiciales para el organismo hace que la demanda de aceite de oliva virgen tenga todavía un largo camino por delante.

Países como India, China o Japón, que hasta ahora no consumían aceite de oliva, lo están comenzando a hacer.

Cultivo mecanizado

Permite reducir la cantidad de mano de obra necesaria para su gestión y mantenimiento. Reduce considerablemente los costes de explotación, como por ejemplo el de la recolección, que se sitúa entre 2 y 5 céntimos de euro/kg aceituna, dependiendo de la masa vegetal existente, kg aceitunas/ha y nivel de agarre de la aceitunas).

Precios en alza

El aumento de la demanda mundial, unido a las bajas producciones de los últimos años hace que los precios del aceite estén aumentando continuamente.

Evolución del precio medo en origen del aceite de oliva en España:

Fuente: Fundación del Olivar y POOLred España